Viajar y mantener la salud puede ser complicado si el principal obstáculo es la alimentación. La vida ajetreada del viajero frecuente y la variedad de comida a la que se expone, suele ser el desencadenante de malestares que pueden arruinar nuestros viajes. Por eso, a continuación les enseñamos una serie de consejos que le ayudarán a aprovechar al máximo sus viajes.

 

1- Acostúmbrate a correr:

 

Al correr fortalecemos nuestro músculos y sistema cardiovascular. Además, correr es una actividad física que puedes realizar en donde sea que te encuentres, por lo que es muy recomendable al momento de viajar. No hay nada como correr algunas millas en el hermoso paisaje matutino de un destino inexplorado, por lo que también de ayudará a aprovechar tu destino.

 

2- Duerme bien antes y durante el viaje:

Además de ganarle la batalla al jet lag, dormir adecuadamente nos mantendrá con las energías necesarias para afrontar alguna adversidad. Lo adecuado en viajes largos es tratar de adecuar días antes nuestra rutina de sueño a la que viviremos en nuestro destino.

 

3- Lleva tus medicamentos, no los compres en tu destino.

Los medicamentos pueden variar según el país que visitemos, de igual forma, las leyes para adquirirlos dificultan su adquisición en distintas partes del mundo. Lo mejor es que te equipes con los medicamentos de las marcas que sueles utilizar para estar preparado ante alguna dificultad.

 

4- Contrata un seguro de viajes

La prevención es la clave de que todo salga bien. Existen compañías que adecuan planes de seguro según tus necesidades. Es lo más recomendable al visitar sobre todo países fuera de latinoamérica, donde los servicios médicos privados suelen ser un poco costosos.

5- Cuida tu alimentación

 

La mala alimentación es una de las mayores causas en las dificultades de salud de los viajeros frecuentes. Y no es para menos, conocer la gastronomía de otros lugares forma parte del gran placer de viajar.

Lo recomendable es probar, pero no excederse. Los grandes atracones de comida o la ingesta poco moderada de alcohol suelen terminar en dificultades que es mejor evitar en un país cuyos servicios médicos desconocemos. Lo mejor es ser prudente y vigilar lo que comemos.

6 – Toma suficiente agua

Estar hidratado es sinónimo de estar saludable. Trata de tomar agua de manera frecuente, pero vigila de dónde viene, ya que en algunos países el agua no pasa por los procesos de filtrados necesarios para ser totalmente saludable

7- Averigua las enfermedades y virus a los que estarás propenso en tu destino.

Puede ser un poco exagerado, pero hay virus que existen en algunas partes del mundo mientras que en otras están totalmente erradicados. Por eso, antes de viajar, es bueno informarse sobre la situación sanitaria actual del destino y tratar de llevar las vacunas, medicinas y  que sean necesarias.