Desde que se lanzó la trilogía, el turismo en Nueva Zelanda cambió totalmente.  Todo gracias a su director, Peter Jackson,  que es neozelandés y actualmente vive en Wellington, capital del país.
Pero no fue solo su patriotismo lo que lo llevo a elegir territorio, él estaba convencido que no había otro país con escenarios tan variados en las dos islas: montañas nevadas, campo verde y bueno, todo aquello que ya viste en las películas.

hobbit 1

hobbit 2

El plan del gobierno con Peter Jackson resultó. Es que él, le propuso al Ministerio de Turismo convertir hasta las zonas rurales de Nueva Zelanda, en uno de los destinos más elegidos por el turismo mundial. Y el gobierno, obviamente lo ayudó con inversiones para las producciones. La gente llegó y no tardaron en aparecer los tours temáticos que decían “Bienvenidos a Tierra Media”0 «Bienvenidos a Hobbiton»

16594604287_6721099d47_h 16800659891_591c47554a_h

 

Parque nacional Tongariro  –  Mordor

Parque nacional Tongariro – Mordor

Putangirua Pinnacles  - Senderos de los muertos

Putangirua Pinnacles – Senderos de los muertos

Para todo aquel que este dispuesto a realizar el viaje a la Isla en busca de las locaciones del film, una de las mejores opciones para encontrar cada una de ellas, es adquirir el libro oficial de las locaciones de Ian Brodie, que trae todas las direcciones, fotos y coordinadas de GPS.

51U-I+F7-TL._SX473_BO1,204,203,200_

De todas maneras, Nueva Zelanda es un país con mucho más que escenarios elfos envueltos en fantasías. Actualmente, sus estadísticas sociales y económicas son sorprendentes. Por ejemplo, tiene porcentaje cero en corrupción y muy baja la tasa de inseguridad. Lo que da la posibilidad de viajar y, porque no, vivir en esta tierra que hasta parece encantada de verdad.

Nueva Zelanda es un país elegido por muchos estudiantes universitarios y jóvenes profesionales por esta razón. Ya que ofrece la posibilidad de conseguir una visa de trabajo por un año en donde la empresa contratista puede pedir la renovación y hacer una carrera en el país. Y por supuesto, viajar, viajar y viajar.